Cartas para la educación anestética (I)

540-foto-cajal

Esta semana tuve que leer el libro “What Are They Thinking?!” como parte de un curso para (re)formación de profesores. Me pareció necesario compartir con vosotros mi opinión y animaros a leerlo más por insana curiosidad que por amor a la ciencia.

La neurociencia en realidad es un conglomerado de varias disciplinas relacionadas con la anatomía y fisiología del cerebro que intenta no sólo explicar sus cómo funcionan sus partes sino como esto repercute en el comportamiento, como configuran la psique humana. Sin duda es el debate de nuestra época. Nuevas canciones en boca de nuevos profetas, pero en las que resuenan melodías muy antiguas.

En la primera parte describe de una manera muy machacona los cambios que ocurren en el cerebro de los adolescente. Fue muy interesante ver como la neurología ha sido capaz de estudiar cambios en la materia gris del cerebro, o la distribución de funciones especializadas. Punto.

Cuestión de faldas

windowslivewriterlosniossalvajes3-cff0nabucodonosor33.jpg

No es una animalización del salvaje, es hombre con hipertricosis

En el segundo capítulo, salud mental, el autor describe problemas psicológicos desde la perspectiva de las neurociencias. Si bien es cierto que puntualmente menciona el “contexto” nunca se lo valora como un actor en la génesis de la personalidad. Por ejemplo: la variable sexual se sobrevalora, mientras que factores sociales como la desigualdad de género (vease la objetualización del cuerpo sexuado) ni se menciona. Ved aqui:

“Como con la ansiedad y la depresión, el hecho de que las mujeres son más propensas a sufrir anorexia nos da una pista de su origen biológico, aunque el mecanismo biológico exacto de la enfermedad sigue siendo desconocido. (…) por la tendencia normal de los estrógenos a reducir el apetito se magnifica con la anorexia.”

En tan sólo una frase es capaz de proponer un argumento es doblemente falaz: primero, deducir una relación entre biología y psicología, y segundo, para colmo, se reconoce abiertamente que se desconoce la relación causa-efecto. Estos dos párrafos de la página 85 son preocupantes por la dejadez para situar un tema muy concreto dentro una amplia perspectiva.

La banalización del habitus

El ámbito familiar y local, lo personal, los condicionantes políticos, históricos o social, lo cultural, simplemente no existen. El profesor banaliza las “otras” causas más adelante:

 “Si vas a un colegio privado en Beverly Hills tienes más posibilidades de obsesionarte con tu peso que si vivieses en una ciudad corriente. (…) Si tu adolescente está interesada en se modelo, bailar, actuar o deportes como la lucha o la gimnasia que enfatizan el control del peso…”

En definitiva, para la neurociencia, la guinda del pastel es que vivimos en una “sociedad que adoctrina en que lo delgado es bello” (cito del libro). Queda fuera del menú, por ejemplo, la degradación del cuerpo del joven a un mero cuerpo bonito (cuerpos mejor adaptado diría algún evolucionista) seguramente porque eso es lo “normal” de cara a cebar la industria cosmética que satisface una autoestima famélica. Para llegar a estas conclusiones necesitaríamos faltan ingredientes como Bourdieu, la crítica feminista al consumismo y la ética en general. Y eso, no le cabe a la bioquímica neuronal.

Quizás por ello el primer párrafo del libro sean ejemplos del relativismo cultural en respuesta a precisamente esta pregunta:

“¿Cuándo se convierte un menor en adulto, una niña en mujer, un niño en hombre? “

Intuyo que los neuro-clérigos intentas exorcizar a los demonios de la antropología y predican la venida de una explicación total definitiva ¡Aleluya!

Incluso más allá

Me temo que el alcance de estas falacias extiende sus raíces hasta la ética y la política. Las neurociencias se han ganado un nicho según ensanchamos el conocimiento de la naturaleza del cerebro, pero eso no debe confundirse con suplantar otros campos.

En el capitulo sobre la violencia se nos dice que el cerebro del abusón (bully) o el espectador de películas violentas o el jugador de videojuegos en los que se dispara y mata, recibe una dosis de dopaminas y endorfinas que a la larga refuerzan ese tipo de comportamiento, perpetuando el mal hábito ¿qué piensas sobre esto, Alex?

ClockworkOrangeGIF3.gif

Es más, después de una discusión (no un debate), que la acompaño la lectura, puede comprobar como el determinismo genético y ambiental eliminan cualquier alternativa que explique el origen de los problemas de nuestra sociedad.

La neurociencia ha matado la teoría crítica.

 Para los interesados en el tema:

Anuncios
Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Las injusticias sumando peras y manzanas

Siempre hubo un concepto en clase de matemáticas que se me quedó bastante grabado. Éste era que si queremos hacer una operación matemática, siempre debíamos hacerlo con cosas homogéneas, que no podemos por ejemplo sumar peras y manzanas. Ya sabemos que una ex alcaldesa de Madrid extrapoló el mismo principio a las relaciones humanas con el resultado que todos recordamos. Pero en ciencias, a pesar de la alcaldesa, es el principio básico que debemos aplicar.

Esta reflexión viene tras la resaca que hemos tenido con los resultados de las elecciones del 20D. Más concretamente con las quejas que tiene Unidad Popular, antes conocido como Izquierda Unida, acerca de lo injusto que es el sistema electoral. Y para ello, nos analizan que UP necesita 461.567 votos para lograr un diputado. Y es en este momento donde deben saltar nuestras alarmas internas y recordar el consejo de no sumar peras y manzanas. UP analiza sus dos diputados divididos entre el número de votos que ha obtenido a nivel estatal. Y es aquí donde llega el pero. Eso es correcto si nuestro sistema para elegir diputados fuera a nivel estatal. Pero la circunscripción de nuestro sistema electoral es la provincia, lo que hace que en la realidad no sean unas elecciones, sino 52 elecciones ya que lo que cuesta un diputado debe ser medido por votantes por provincia. Y curiosamente, UP obtiene sus dos diputados en la circunscripción electoral de Madrid, así que hagamos un análisis rápido de cuanto ha logrado costar un diputado en esta circunscripción:
Seguir leyendo

Publicado en actualidaz, Política | Etiquetado , , | 2 comentarios

Remas de noviembre

La realidad es parca,

tú eres la chispa.

No hablo de electricidad:

hablo de vida.

Much too small hands, baby:

vámonos a la cafitíria y, entre troyanos,

hagamos el amor noche tras noche:

resuenen en lo abrupto nuestras espuelas.

Pienso en ti entre los acordes de una canción meinstrín

mientras recojo la cocina tras la cena o la comida

y en derredor mío el olor del botillo

me recuerda

que

solamente tú

has reaccionado ante mi promiscuo uso de los dos puntos

aparte de Rafael Llano

(un tipo que escribió un libro sobre Tarkovski,

un artista abstracto).

Tal vez tú seas algo-así-como-lo-que-viene-siendo-vamos mi LSD,

que (como todo el mundo sabe) debe usarse en dosis pequeñas.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

El enigma de los corredores ferroviarios

Red transeuropea de transporte:

Ante el extraño trazado del corredor “atlántico” ( o “atlántico mesetario” o “atlántico cantábrico”) se recuerdan propuestas de otras bifurcaciones:

Corredor-ferroviario-Atlántico

¿Tiene lo anterior algo que ver con la situación actual del AVE en 2015?

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Remas de octubre

robupi

Es la ría el canutillo entre tus senos,
rebujito tus labios,
rebujito tu pelo.

Son tus huellas la alegría del pasodoble,
tu andar alegre canta
glorias de España y de Huelva.

Aire del sur que en el centro-norte se esconde,
encúmbrame con tu abrazo
en una playa sin nombre.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Proyección de resultados sobre los datos de las elecciones catalanas de septiembre de 2015

resultados realesComo ya ocurriera en otras ocasiones, El archipiélago Gadzooks! trata uno de sus temas favoritos: la política ficción.

Tras las recientes elecciones autonómicas catalanas (con el permiso de quienes quieran llamarlas de otra manera, sea ésa “elecciones plebiscitarias” o “puta mierda de los putos catalufos de mierda” o “elecciones al senado galáctico de Ponylandia”), un tema recurrente en la resaca electoral española emerge en las barras de los bares y en las ágoras del intelné: la puñetera ley electoral actual, vulgarmente conocida como “ley D’Hondt”, que aquí odiamos mucho pero que mucho perjudique a quien perjudique o favorezca a quien favorezca en cada caso (lo que viene siendo tratar de tratar el tema con objetividad y rigor, o dicho en silver: no tener un morro que te le pisas).

 

¿Por qué llevar a cabo, una vez más, el fútil ejercicio de trasladar los resultados de unas elecciones reales a sistemas electorales meramente hipotéticos?: por diversas razones: primero, porque hacer hojas “excell” es bastante divertido; y, segundo, porque  en estas elecciones se ha dado una circunstancia que nos fuerza a tomar estas proyecciones como meramente ficticias y nada más, dado que una de las advertencias previas que se han señalado en ocasiones anteriores tiene en el caso que nos ocupa una importancia capital. Aquélla no es otra que la de que los partidos políticos presentan sus candidaturas teniendo en cuenta la ley electoral que se va a aplicar, y, por tanto, E.R.C y C.D.C no habrían conformado una sola lista si el sistema de reparto previsto fuera el sistema Hare, que no favorece a las candidaturas que obtienen los mejores resultados (y por tanto hace absurdo crear coaliciones), en vez del D’Hondt, que es el que se aplica, el cual sí favorece a la candidaturas “grandes” -y por ende incentiva la conformación de “bloques”-.

 

Factores que se van a “analizar”

El uso del sistema D’Hondt es uno de los tres factores que influyen en la falta de proporcionalidad entre los votos recibidos y los escaños obtenidos (y, en consecuencia, la quiebra del principio de la igualdad del voto). Los otros dos son la existencia de más de una circunscripción (sobre cuya supresión se presentan dos modelos) y la barrera de entrada del 3% del voto válido que hay que superar para entrar al reparto.

Sobre estos factores hay que señalar dos cosas:

1) En lo que concierne a la barrera de entrada del 3% del voto válido, el ascazo que despierta es tal que directamente ha sido suprimida. Sobre las consecuencias de las barreras de entrada y sobre la importancia de remarcar que esas barreras son sobre el total de voto válido nos remitimos a una antigua entrada de este mismo blog en la que se intentó, sin éxito alguno, explicar a quien leyere por qué es una memez votar en blanco.

2) Es difícil cuantificar qué papel juega cada uno de esos tres factores por separado en la tergiversación de la voluntad general que hace nuestro querido sistema electoral. Se agradecen comentarios al respecto.

 

Resultados reales

Los resultados reales de las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre de 2015 fueron los siguientes:

resultados realesComo puede verse en la tabla, concretamente en la columna a la derecha del todo, el sistema electoral vigente provocó que JxS tenga un porcentaje de diputados alrededor de 6’5 puntos porcentuales por encima de su porcentaje de voto. La segunda fuerza en número de votos en estas elecciones, Chutatáns, también se ve beneficiada (aunque tampoco mucho, oye).

 

Resultados con circunscripción única (aplicando el sistema D’Hondt)

El sistema D’Hondt no tergiversa en exceso la expresión del voto. Es como tomarse un par de pares de cervezas, que tal vez no andes recto del todo pero sin llegar a hacer eses. En cambio, prueben a meter en cada cerveza un chupito de vodka. Pues eso es lo que pasa cuando al sistema D’Hondt le añadimos la payasada injustificable de elegir por circunscripciones.

dhondt 1 circComo puede apreciarse en la hermosa y colorida tabla que inmediatamente precede a esta frase, la diferencia entre porcentaje de votos y porcentaje de escaños que habría provocado el sistema D’Hondt de haberse aplicado sobre Cataluña en tanto que única circunscripción no habría sido muy grande.

(Las dos últimas columnas de la tabla señalan lo siguiente: sobre fondo azul, el último cociente que otorgó un escaño a cada partido con los datos utilizados; y, sobre fondo amarillo, el primer cociente que no otorgó escaño a cada partido -con los datos utilizados-).

Resultados con circunscripción única (aplicando el sistema Hare)

Con los datos que estamos usando, el reparto de escaños en Cataluña habría quedado del siguiente modo si se hubiera aplicado el sistema Hare (con circunscripción única):

hare 1 circEl sistema Hare, además de ser bastante más sencillo que el D’Hondt, pare repartos de escaños de lo más bonico, plural, florido y hermoso, ya que no favorece a los partidos más votados. Tal vez suene rebuscado expresarlo así, pero no sería estrictamente cierto, sino una media verdad, decir que el sistema Hare “favorece a los minoritarios”: sólo es cierto en el contraste con lo que “hace” el sistema D’Hondt, pero dado que éste favorece a los mayoritarios.

Como puede verse, las diferencias en puntos porcentuales entre votos recibidos y escaños son mínimas, no superando el 0’5 en ningún caso. Parece difícil imaginar un reparto de los 135 escaños entre las candidaturas que provoque desviaciones menores.

Por qué deben ser odiadas a muerte circunscripciones

Se utilice un sistema de reparto u otro, el hecho de que existan circunscripciones es un riesgo permanente en lo que a la igualdad del voto se refiere. Esto queda claro cuando ocurren cosas (y hay ejemplos históricos de ello) como que un partido con menos votos tenga más escaños.

La existencia de circunscripciones sólo tiene aspectos negativos: hace peligrar la igualdad del voto, alimenta la perversión que es el voto útil y desincentiva la participación activa de los simpatizantes de partidos minoritarios en las circunscripciones poco pobladas, refuerza el prejuicio nacionalista que las justifica (“¡queremos diputáos daquí para que defiendan lodaquí!”)…  ¿Y a quién benefician?: sin que sea una respuesta a esta pregunta, si quieren ver cómo el señor Barreda y la señora Cospedal trataron de hacer unas marrulladas muy gochas gracias a la existencia de circunscripciones, no dejen de leer aqueste estupendo artículo de Politikon.

Lo peor, por elegir algo, de las circunscripciones, es su rigidez. Da igual la participación: la provincia “x” va a mandar “y” diputados voten uno o voten mil. A continuación se muestra una tabla en la que se señala la desproporción que esto ocasiona por sí mismo, siguiendo con los mismos datos de todo el post.

escons x provinciaEn la segunda tabla, se sugiere cuántos escaños debería haber proporcionado cada provincia de haber tenido en cuenta los votos emitidos en ella. Como puede verse, la utilización del sistema Hare provoca desviaciones mínimas.

Aun ponderando el número de diputados que se elijan por cada una de las circunscripciones, la mera existencia de éstas es un peligro latente para recta representación la voluntad general.

 

Hasta aqui la emisión de hoy.
La entrada se editará a medida que haya muchos comentarios sacando fallos.

 

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Cuatro notas sobre el “voto útil”

La definición de wikipedia es contundente: <<Se denomina voto útil o voto estratégico a una modalidad de decidir el voto ciudadano en función del eventual resultado de las elecciones. El «voto útil» concede máxima importancia a ganar la elección concentrando el voto, a la vez que busca evitar la dispersión del voto en múltiples alternativas. Requiere un análisis de las posibilidades de cada candidato y de sus probabilidades reales en una elección, y busca consolidar esas tendencias sumando el voto individual a una corriente colectiva perceptible. Habitualmente el «voto útil» tiende a polarizar una elección.>>

 

Una modalidad de decidir el voto

Es decir: el voto útil no es una papeleta electoral, sino un modo de tomar una decisión (la de a quién votar).

 

Concede máxima importancia a ganar

Esto es curioso: solo puede ganar las elecciones quien se presenta a ellas: los partidos políticos. Con lo que el votante que no milite en ningún partido no puede en modo alguno ganar, en el sentido estricto, las elecciones, del mismo modo que un hincha de un equipo de fútbol no gana las competiciones: quien las gana es el equipo (el voto útil sería un modo de ganarse el derecho a ir a la fuente del barrio a celebrar el triunfo, tal y como lo es vestir la remera del equipo que gana un competión, aunque no sean totalmente “los tuyos”). De ahí que la definición de wikipedia lleve a pensar que o bien el voto útil es algo que quieren fomentar ciertos partidos para ganar, que es muy legítimo por su parte -todo sea dicho-, o bien el voto útil es una ficción que algunos votantes, sin militar en un partido (es decir: sin formar parte de lo que es el equipo), asimilan para así creer poder ganar las elecciones. O ambas cosas, pero ¿como?.

 

Evitar la dispersión

Es decir: el voto útil atenta contra la pluralidad, fomentando el bipensamiento único -la polarización del voto que señala la entrada de wikipedia al final-, cargándose -por decirlo claramente- los matices. O blanco o negro. O útil o inútil. Todos a una, fuenterrebañil,

 

Requiere de un análisis de las posibilidades de cada candidato

¿Y qué es en general ese análisis?: la demoscopia, las encuestas. Es decir, para que el votante pueda hacer esta chorrada del voto útil antes tiene que haber tenido conocimiento de las encuestas. He aquí un hecho perverso, pues las encuestas, en teoría, proyectan lo que los votantes van a hacer (y decidir qué hacer en base a lo que dicen las encuestas que hemos dicho que vamos a hacer es un sinsentido). Quien ejerce (no quien promueve) el llamado voto útil toma la decisión de votar a un partido o a otro basándose en cómo las encuestas dicen que el electorado del que forma parte va a actuar. Esto es peor que lo del huevo y la gallina, que es sencillamente irresoluble; esto es perverso: el voto útil es una decisión que el electorado toma basándose en lo que otros dicen que el electorado ha decidido ya. Es tan enrevesado como simple: el voto útil es un instrumento de manipulación que algunos promueven en aras de tomar el poder a costa de decirle al electorado que en base a lo que el propio electorado piensa tiene que cambiar de opinión.

 

Sumando el voto individual a una corriente colectiva perceptible

O dicho de otra forma: apuntarse al caballo ganador. Esa perceptibilidad de las corrientes colectivas (rebañiles) sólo puede darla, de nuevo, las encuestas. De ahí que el voto útil degrade de tal manera uno de los fundamentos de la democracia, que podríamos llamar “dignidad del voto” o “autonomía del votante”, que cabe considerar al “voto útil” un elemento (más) que degenera las sociedades organizadas democráticamente hacia sistemas en los que el poder (es decir: quién toma decisiones autónomamente) no está en la cabeza de todos y cada uno de los ciudadanos.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 12 comentarios

¿Conduce Aguirre por la izquierda?

Dicen los masmedia que en el Partido Popular de Madrid hay hostias entre aguirristas y botelliles tal y como otrora las hubiera entre la llamada “lideresa” y Gallardón. Si ya es pobre que por lo general únicamente se nos informe, ante el tema que sea, del cruce de declaraciones entre miembros del PP y del PSOE -obviando al resto de formaciones políticas-, que se dedique tanto tiempo a las contiendas interfamiliares en uno solo de esos partidos no puede catalogarse sino de paupérrimo.

La última -que no ultimate– tontada a la que dedican tiempo los telediarios ha sido una nimia infracción de tráfico de Esperanza Aguirre sancionada por la Policia, en este caso la municipal de Madrid. El periodismo es un producto de bajísima calidad cuando se dedica a seguir la estela de los “big names”: si Vd. se tiñe el pelo de naranja, sólo se enterarán los que le vean; si lo hace un futbolista famoso, será televisado urbi et orbe (y lo que es peor: si su empresa saca un nuevo producto, habrá de pagar por tener espacios publicitarios; mientras que si lo hace, por ejemplo, Apple, saldrá gratis en el telediario). Es decir: un periodismo que prima el “quién” sobre el “qué” es un periodismo pervertido.

Aguirre es un personaje mediático tanto o más que una política, como les sucede a todos los líderes al nivel que sea de las formaciones no extremadamente minoritarias. Eso es una consecuencia sartorianamente inevitable de la sociedad de masas. Recientemente, la presidenta del PP en la Comunidad de Madrid visitó Londres y expresó en un -al parecer- excelente inglés su anglofilia. Resulta que a la que fuera presidenta de esa comunidad autónoma, del Senado, Ministra de Cultura… le despierta envidia que en la pérfida Albión a los políticos no se les pase ni una (por decirlo así). ¡Ni una!: cualquier representante británico vería peligrar su carrera si le pillaran… qué sé yo, por ejemplo: conduciendo por la derecha.

Su -al parecer- némesis en el partido en Madrid, la Ilma. Alcaldesa Ana Botella, que rara vez no anda en horas bajas, ha dicho que la ley es igual para todos. Se la notaba relajada. Hoy debió de saberle a gloria el café con leche. El ridículo de Aguirre ha sido mayúsculo, y al parecer Botella sabe bastante de eso. En la presentación ante el Comité Olímpico Internacional de la candidatura de Madrid, la Alcaldesa de la villa optó, como Ruth Lorendzou en Eurovisión, por intervenir en inglés, y su competencia en ese modo de emitir una serie de leves maullidos displicentes fue objeto de mofa por parte de las masas, azuzadas, seguramente, por los adversarios políticos de la antaño fersleidi. A mí, desde mis prejuicios, lo que más gracia me hizo del asunto es que los más fervientes defensores de la importancia de hablar “bien” inglés (signifique eso lo que signifique), a saber: los que llevan a sus hijos a esos colegios bilingües que se anuncia en la A-6, sean votantes de la Ilma.

No sé si Esperanza Aguirre tenía razón el otro día cuando criticó que la OSCE cuestionara la actuación de la policía durante las manis de la dígniti, puesto que, como ella decía, España es un país democrático y no se puede criticar la actuación de la policía en un país democrático. Es su opinión, aunque me da que lo de la democracia tiene que ver con poder ser crítico con casi todo. Bien vendría que Aguirre nos aclarase si lo que ella entiende por democracia tiene que ver con el tema de qué se puede criticar o no (v.gr. la actuación de la policía) o con el de quién puede o no puede criticar, porque, en ese segundo caso, yo me preocuparía.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Si «p» implica «q»…

Corría un chiste por la facultad que decía algo así como que cuando el profesor d’Ors llegaba a casa utilizaba para decidir qué cenar la lógica, dibujando en una pizarra el conjunto de lo que tenía en la nevera y el de lo que le apetecía comer, centrando su apetito en la intersección de ambos, si es que esta no era un conjunto vacío.

La verdad es que el profesor d’Ors en la tarima, en la pizarra, parecía capaz de resolver cualquier asunto con un pedazo de tiza y nociones de Frege. Era, indudablemente, astuto y se acariciaba la barba ante una pregunta difícil (si es que para él las había) tal y como hacen los sabios. Era un maestro capaz de mantener a la perfección el equilibrio entre la frialdad del cálculo y la calidez del diálogo.

Para él, nuestros tropiezos no eran más que una razón para la risa y para la paideia. Una vez, convocado yo ante el encerado, dijo: “ya empieza usted a rascarse la cabeza, así que ya está usted cerca de resolverlo”. De los gestos suyos siempre recordaré esa amigable risa, ese cándido acariciarse las barbas y aquel resolutivo acomodarse las gafas previo a aclarar serenamente la tonta cuestión con la que vanidosamente estuviéramos ocupando su valioso tiempo.

Me mojó o inundó el rumor sobre su baja temporal al poco de haberme matriculado en una asignatura que se suponía que él iba a impartir. La noticia de su fallecimiento me llegó largo tiempo después de habérmelo cruzado por última vez en el campus entre idas y venidas entre los edificios “A” y “B” de la facultad, o como se llamaran. Entre una cosa y otra aún pude dirigirle un “buenos días” desde el máximo de los respetos alguna que otra vez.

Cualquier persona que haya tenido la suerte de tener un buen profesor entenderá que para escribir esto no hace falta percha alguna tomada del calendario o de lo que sea: estaba, digamos, pendiente.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

We want to believe!

Escribo esto urgentemente ¿No os aborrece el gemido de los borregos? Llevamos desde el domingo noche sumergidos en una burbuja conversacional sobre historia y verdad, sobre la ciencia periodística, sobre información y conocimiento, y bla bla… Vergüenza ajena.

i-want-to-beliveLlamadme escéptico, pero ¿qué hay de relevante en que un medio de comunicación tergiverse hechos históricos? Mucha gente responderá a esto una ética pomposa y raposa “Información veraz”. Sin embargo, nos someten a diario a datos contradictorios, interpretaciones totalmente opuestas entre sí y discusiones desde perspectivas enfrentadas ¿Por qué esta en concreto crea tanto revuelo y otras no?

Contrario al chascarrillo popular, los datos correctos no conducen a una creencia verdadera, sino al revés: los sistemas de creencias determinan, por ejemplo, la relevancia de unos datos sobre otros o en caso de varia soluciones cual es la óptima; en el caso de la historia, le dan sentido. Llamadlo paradigma si os place.

Lo que muchos presenciaron el domingo, sí, es un caso claro de falso documental, pero eso sólo es la corteza del pan. La miga del asunto está en el cambio del sistema de creencias del público. No cada individuo (I believe), sino el público (We believe), un sistema común. Quizá Jordi diga, cínicamente, que su intención comunicativa era recordar a sus televidentes que “los medios manipulan, al menos yo lo reconozco”. Bien, pero la comunicación, incluso en televisión, tiene dos sujetos; el segundo de ellos, el que recibe, también tiene su propia intención comunicativa. Así mientras la cadena emitía un “queremos contaros que los medios os manipulan”, al otro lado de los receptores de televisión y las pantallas de ordenador, había gente que interpretaba eso a través de sus deseos (We want): “queremos oír que los políticos nos manipulan”. De ahí, el cinismo de la cadena que conoce perfectamente a su target y usan la regla de oro del márquetin “Cuéntales los que quieren oír”.

Es más, el programa es de actualidad, no de divulgación de la historia contemporánea; creo que con esto último quedará claro que el tema no fue la transición sino la actual “crisis de confianza” (ZP dixit) en el sistema político en España.

0215CR_SLOVENSKO_DEMONSTRACE_KRIMINALITA_VLADA_KORUPCE_GORILA_50

Publicado en actualidaz, Política, televisión | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario