Todo lo que quisiste saber sobre el Bitcoin y nunca te atreviste a preguntar (I).


2f50a6a9b18fe3be036b863c1514b56e

De un tiempo a estar parte se ha hablado mucho acerca del Bitcoin y su irrupción como moneda. Pero ¿qué demonios es eso del Bitcoin? ¿Cómo va a afectar a mi vida? ¿No me digas que todavía sigo pensando en pesetas y ahora voy a tener que pensar en Bitcoins? Desde este blog intentaré resolveros todas estas dudas pero para ello, primero tenemos que entender que es el dinero.

El dinero es un invento humano que como todos los inventos humanos surge de una necesidad. El ser humano tras la Revolución del Neolítico comenzó a cultivar, recolectar sus alimentos, tanto vegetales como animales. Pero rápidamente descubrió que nunca podría cultivar todo lo que necesitaba para alimentarse o que empezaba a tener que satisfacer otras necesidades, tales como herramientas, ropas, etc. Es en ese momento cuando aparece el trueque, el comercio y la división del trabajo. El trueque soluciona el problema que tú no tenías que cultivar todo, ya que podías especializarte en por ejemplo cultivar trigo y luego intercambiarlo por huevos. Y durante un tiempo el trueque fue una gran solución. Pero como siempre las cosas evolucionan. Y el trueque empezó a mostrar problemas que debían ser solucionados. El principal problema fue, ¿y cómo valoramos exactamente los bienes con los que hacemos el trueque? Es decir, es fácil cuando el trueque es con mi vecino que determinemos sin problemas los bienes que hacemos el trueque, pero ¿si lo hago con un aldeano del pueblo de al lado? ¿Cómo voy a saber exactamente que no me está timando? ¿Y si resulta que pasa un tiempo sin que pueda hacer un intercambio? Que yo tenga huevos para hacer el trueque no significa que alguien quiera realizar ese trueque. Además tenemos que tener en cuenta el efecto del tiempo, hay muchos bienes que son perecederos. Y es en este momento cuando aparece el dinero, para solucionar estos incovenientes. Así que para que el dinero funcione debe cumplir estos requisitos:

  1. Medio de intercambio: para evitar las ineficiencias de un sistema del trueque. Cuando un bien es requerido con el solo propósito de usarlo para ser intercambiado por otras cosas, posee esta propiedad. Por ejemplo, muy pocas personas conservan billetes para colección. En cambio, la mayoría de las personas los conservan por la posibilidad de intercambiarlos cuando lo deseen por otros bienes. Además, el dinero debe ser un bien ligero y fácil de almacenar y de transportar.
  2. Unidad contable: Cuando el valor de un bien es utilizado con frecuencia para medir y comparar el valor de otros bienes o cuando su valor es utilizado para denominar deudas, se dice que el bien posee esta propiedad. Por ejemplo, si los miembros de una cultura se inclinan por medir el valor de las cosas en referencia a las cabras, las cabras serían la principal unidad contable. Un caballo podría costar 10 cabras y una cabaña unas 45 cabras. La unidad de cuenta significa que es la unidad de medida que se utiliza en una economía para fijar los precios.
  3. Conservación de valor: Cuando un bien es adquirido con el objetivo de conservar el valor comercial para futuro intercambio, entonces se dice que es utilizado como un depósito de valor. En el ejemplo anterior, una cabra tendría un problema a la hora de servir como dinero, puesto que es un bien perecedero: con el tiempo muere. Otros materiales, como el oro y la plata, conservan sus propiedades a pesar del paso del tiempo. Es un medio de acumulación o atesoramiento. El dinero, como representante de la riqueza, tiene el poder de comprar cualquier mercancía y se puede guardar en cualquier cantidad. En otras palabras, la función de atesoramiento sólo puede realizarla el dinero de pleno valor: monedas y lingotes de oro, piedras preciosas, objetos de oro, etc. El bien escogido como medio de acumulación debe ser siempre algo que pueda guardarse durante largos periodos sin que se deteriore. El dinero es un depósito de valor pero no el único, cualquier activo que mantenga su poder adquisitivo a lo largo de tiempo servirá como depósito de valor.

Con estas nociones acerca de lo qué es dinero podemos empezar a saber más sobre el Bitcoin:

¿Qué es el Bitcoin?

La definición de la Wikipedia del Bitcoin es la siguiente: “es una criptodivisa descentralizada concebida en 2008 por una persona (o grupo de personas) que bajo el seudónimo “Satoshi Nakamoto” publicó un libro blanco que propone un sistema de transacciones electrónicas que no depende de la confianza, sino que permite realizar transferencias de forma directa sin la necesidad de un intermediario. El término se aplica también al protocolo diseñado por el mismo autor y a la red P2P que lo sustenta. Al contrario de la mayoría de las monedas, el bitcóin no está respaldado por ningún gobierno ni depende de la confianza en ningún emisor central, sino que utiliza un sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto y alcanzar el consenso entre todos los nodos que integran la red”.
Vale, ¿y si ahora nos das una definición en cristiano? Partamos de la idea que la irrupción del Bitcoin surge de una necesidad. Con la irrupción de Internet se puso en marcha el comercio electrónico, quién no ha comprado un billete de avión o algun producto en Amazon. Pero el comercio tiene una desventaja respecto al comercio de toda la vida. Tú vas a una librería, te gusta un libro y te lo compras. Coges tus billetes y pagas al librero, sin necesidad de intermediarios entre vosotros dos. Esto mismo es más complicado en internet. Tú no puedes mandar a la tienda donde hayas comprado el libro euros por internet, sino que necesitas un intermediario, sea tu banco, sea Visa o Mastercard o sea Paypal, para que el intercambio de dinero se produzca. Y eso como siempre hará encarecer el precio de los bienes que compras. Así que surge la idea de crear una divisa que pueda ser “enviada” entre las partes de una transacción sin que exista un intermediario. Es decir, la versión electrónica de los billetes y monedas de toda la vida. Esto es lo que consiste el Bitcoin.
Pero ahora surgen los problemas. Yo creo una moneda para poder usar por Internet, ¿pero cómo consigo que los pagos sean seguros? ¿Quién crea la moneda? ¿Y si los usuarios crean moneda no se hundirá el valor? Es decir, mi moneda electrónica debe cumplir que pueda ser un medio de intercambio, que sea unidad contable y que sea depósito de valor. Para ésto surge el término criptodivisa.

¿Qué es una criptodivisa?

Aunque vamos a referirnos siempre al Bitcoin hay que aclarar que no sólo el Bitcoin es ya la única criptodivisa, ya que han surgido varias. Pero todas ellas funcionan de forma similar así que para simplificar asumiremos Bitcoin con criptodivisa. Una criptodivisa es una moneda electrónica creada por criptógrafos especialistas en criptografía electrónica, que es la ciencia que consiste en ocultar datos mediante el uso de las matemáticas. Esto es muy importante si buscas seguridad en las transferencias al asegurar las identidades de los participantes de una transacción electrónica y que además quede registrado esa operación. Por tanto, se han implementado protocolos de criptografía para que las transferencias sean seguras con el uso de estas monedas y asegurar la correcta identificación de las personas a la hora de realizar los intercambios con bitcoins. Y eso consiste una criptodivisa.

¿Quién produce los Bitcoins?

El Bitcoin es una moneda descentralizada. Es decir, la creación de moneda no depende de un Banco Central o por protocolos centralizados, sino que son los usuarios de la moneda, cada uno de ellos los que controlan la moneda. No hay un ordenador central donde se registran los compraventas y además no hay ninguna autoridad o persona que decida el número de bitcoins que hay sino que son reglas informáticas que están en los ordenadores de los usuarios. Cada ordenador procesa complejas ecuaciones matemáticas y cuando resuelven una ecuación, ese ordenador consigue un Bitcoin. Pero los creadores del Bitcoin establecieron que conforme se fueran creando bitcoins fuera más difícil conseguir nuevos bitcoins al ir incrementando la dificultad de los algoritmos a resolver, de tal manera, que llega un punto en que la cantidad de bitcoins no crecerá más. La siguiente figura nos permite ver el número de bitcoins que se espera tener durante los próximos años:

bitcoins_over_timeFuente: http://salaimartin.com/

A esta actividad de obtener nuevos bitcoins se le conoce como “minar”. Es un reflejo más de como esta moneda intenta asemejarse al patrón oro de las monedas. Se establece la analogía ya que como sucede con el oro, las reservas del mismo son estables y cada vez es más dificultoso encontrar nuevas minas de oro, por lo tanto, es una manera de evitar políticas inflacionistas como sucede actualmente con nuestro sistema de divisas fiduciario.
Además del minado, también podemos obtener bitcoins de dos maneras diferentes. Por un lado, podremos vender mercancías o servicios por internet y los compradores nos paguen en bitcoins. Y luego también podremos ir a casas de cambio online donde nos intercambiarán dólares, euros, etc. por bitcoins y viceversa.

En la siguiente entrada seguiremos cuestionándonos acerca del Bitcoin.

Fuentes: Wikipedia, Random Thoughts

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s