aqí está el secreto..


MOMENTO DE PARAR
I
tengo el secreto: sólo consiste en detenerse.

En las épocas de parálisis, el secreto era la rapidez. Pero no parecen darse cuenta de que, en esta era de aceleración incontrolada, el secreto es la lentitud.

Para hacer sistio a la leche, tendremos que irnos deshaciendo de un poco de cálculo diferencial. Será probablemente el artista de la ausencia quien nos adelante un par de claves viables para la felicidad.

II
Si uno deja de pedalear, la bicicleta se cae, argumentan los defensores de este demencial “modelo de desarrollo” (que desde luego no se desplazan en bicicleta sino en automóvil). De manera que adelante, gritan, aunque la bicicleta esté acercándose rápidamente al despeñadero.

Pero, si uno deja de pedalear, ¿siempre se cae la bicicleta?. ¿No habéis disfrutado nunca de la habilidad del acróbata, quieto sobre su bicicleta o monociclo encima de la cuerda floja?.

(Jorge Riechmann.)

Anuncios

Acerca de kyriosfnet

cada vez que pongo algo en el blog, muere un gatito.
Esta entrada fue publicada en lítracha y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a aqí está el secreto..

  1. http://lasindias.net/indianopedia/Decrecionismo

    sinceramente, el dia que sobren depuradoras de agua empezaremos a plantearnos dejar de crecer, mientras tanto reparto justo de recursos

    Me gusta

  2. José Luis dijo:

    En 1944 y con motivo de la Segunda Guerra Mundial, la Isla de Saint Matthew (Estrecho de Bering) fue la elegida para albergar una plataforma de radio de larga distancia. Los elegidos para montar dicha plataforma, ante la imposibilidad de garantizarles el suministro de alimentos, decidieron llevar consigo 29 renos.

    Curiosamente, el destino quiso que un año después la guerra terminara y el puesto fuese desmantelado. Todos volvieron a sus casas.. excepto los renos.

    La casualidad quiso que una década después, en una expedición científica, sobrevolaran la isla y se dieran cuenta de que ante la ausencia de depredadores, aquellos 29 renos se reprodujeron notablemente, superando los 1300 ejemplares.

    Diversas expediciones fueron realizadas con posterioridad. Y, en todas ellas, el número de renos seguía aumentando, llegando a superar incluso los 6000 ejemplares. De 29 a más de 6000 en tan sólo 19 años. Todo parecía ir viento en popa.

    Una última expedición fue realizada en 1966 y el descubrimiento fue aterrador. La otrora floreciente población de renos, había desaparecido. Los cadáveres se contaban por miles. La isla se hallaba esquilmada. Su futuro, era inexistente.

    ¿Cómo de grande es nuestra “isla”?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s